La vida moderna ha traído para la humanidad muchos cambios en sus rutinas y la adaptabilidad a estos nuevos estilos trae como consecuencias enfermedades que antes no eran tan prominentes o incluso inexistentes. En siglos anteriores la predominancia de la mortalidad se daba por enfermedades infecciosas. En la actualidad el paradigma ha cambiado, la mortalidad y morbilidad se da por enfermedades que son resultados de mutaciones genéticas únicas que se denominan “Enfermedades de la Civilización”.

Las nuevas dietas y ambientes han desembocado en la prevalencia cada vez mayor de diferentes dolencias como la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, la enfermedad de Alzheimer, acné, disfunción eréctil, síndrome de ovario poliquístico, entre otras.

La insulina y la glucosa

La insulina es la hormona producida por el páncreas, que se encarga de regular la cantidad de glucosa de la sangre. La insulina está ligada a la glucosa o cantidad de azúcar en sangre. En la mayoría de análisis médicos que ayudan a medir la salud de una persona se toma en cuenta que los niveles de glucosa en la sangre sean normales, pero no se toma en cuenta el comportamiento de la insulina.

El no tener en cuenta este análisis puede ser un gran error en la detección y prevención de enfermedades crónicas modernas. En los últimos estudios se ha demostrado que la insulina elevada puede tener un papel causal en muchas de estas enfermedades.

Personas sanas pueden tener continuamente la insulina elevada y no saberlo, con el pasar del tiempo al no controlar este problema puede desembocar en diabetes tipo 2. Es importante tomar en cuenta que este tipo de enfermedad no esta ligada necesariamente a un precedente familiar, sino que se puede desarrollar por un estilo de vida poco saludable.

Cuídate naturalmente

 Tomar Alcachofa Natualfa o Adelagazante Alfa pueden ser mecanismos de prevención en personas que no tienen un diagnóstico claro de alguna enfermedad específica. Adicionalmente siempre es importante llevar un proceso de detoxificación del hígado para que pueda cumplir con sus funciones optimas de metabolización, estos dos productos son grandes aliados para este fin. Acompaña estos tratamientos con una dieta balanceada, una rutina de ejercicio constante y abundante agua para garantizar un metabolismo saludable. Es importante realizar controles médicos anuales para conocer los niveles de insulina y glucosa en la sangre y poder tomar medidas de prevención evitando sufrir cualquiera de estas enfermedades exageradamente costosas y limitantes.

  ¡Te queremos sano! Si quieres saber más acerca de los beneficios de nuestros medicamentos, te invitamos a seguirnos en Facebook  e Instagram.

Este blog está elaborado para fines informativos.

Referencias:

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=90130

Pin It on Pinterest

Share This