El tratamiento de las enfermedades metabólicas y el ejercicio tienen una estrecha relación ya que estas enfermedades en su mayoría se desarrollan por estilos de vida sedentarios y la mala alimentación característica de la vida moderna. En varios estudios se ha evidenciado los beneficios del ejercicio para acompañar el tratamiento y la prevención de estas enfermedades. 

¿Qué son las enfermedades metabólicas? 

Las enfermedades o trastornos metabólicos ocurren cuando las reacciones químicas del cuerpo se presentan de forma anormal, tenemos un exceso o una sobreproducción de estas sustancias lo que produce diversas enfermedades. Hay ciertas enfermedades que son congénitas, es decir, la persona nace con este problema, pero también hay otras que aparecen en la vida adulta debido al estilo de vida que tiene la persona. En este segundo grupo las enfermedades más comunes relacionadas al sobrepeso son:

  • La diabetes mellitus tipo 2
  • Prediabetes
  • Síndrome metabólico
  • Hígado graso
  • Dislipidemia
  • Hipertensión arterial

¿El ejercicio y el manejo de estas enfermedades? 

El ejercicio no solo es útil para personas con enfermedades metabólicas sino para cualquier persona. El cuerpo humano está diseñado para mantenerse activo, los músculos necesitan del movimiento para no atrofiarse, sin embargo, la vida actual ha cambiado muchos hábitos y uno de los más peligrosos es el sedentarismo. El televisor, los automóviles y durante el último año y medio, la cuarentena por la pandemia del COVID 19, han acentuado mucho más el sedentarismo y los problemas relacionados al sobrepeso y la obesidad. 

¿Qué hace el ejercicio y cómo actúa sobre el cuerpo? 

El ejercicio genera varios efectos positivos en el cuerpo y en la mente, apoya a la oxigenación de los músculos, fortalece los huesos, ayuda a mantener la mente activa y a evitar enfermedades. Sin embargo, existen diferentes tipos de ejercicios y es importante encontrar el adecuado para cada persona y cada necesidad: 

El ejercicio aeróbico: Es una práctica de intensidad media alta, su objetivo es quemar hidratos de carbono y grasa para obtener energía. Algunos ejemplos de este tipo de ejercicio son correr, nadar, bicicleta o caminar. Fortalece el sistema cardiovascular y ejercita el corazón y los pulmones y los obliga a trabajar al máximo. 

El ejercicio anaeróbico: Esta práctica busca tonificar y fortalecer músculos y articulaciones este tipo de ejercicios ayuda a acelerar el metabolismo, aumenta la masa muscular reduciendo la grasa. Ejemplos de este ejercicio son las pesas, abdominales, etc. 

¿Cómo se tratan las enfermedades metabólicas con ejercicio?

Es importante tener el acompañamiento de un médico para la decisión de elegir el ejercicio como parte del tratamiento de una persona con diabetes, hipertensión o hígado graso. Sin embargo, los estudios han demostrado que el ejercicio por predilección para personas con enfermedades metabólicas es el ejercicio aeróbico que no implican un gran esfuerzo y puede ser una caminata sencilla de 2 horas o 7000 pasos. 

La caminata acelera el metabolismo sin generar un gran impacto en el trabajo que realiza el corazón. Aparte no significa un gran esfuerzo para la persona que lo realiza por lo que una persona que no disfruta del ejercicio lo puede realizar para mejorar su estado de salud. Estudios han demostrados que no solo se puede apoyar el tratamiento farmacológico con el ejercicio, sino que también el ejercicio aeróbico puede ayudar a prevenir estas enfermedades en un importante porcentaje. 

La recomendación general para la población es hacer un ejercicio suave a moderado, de 30 a 40 minutos por sesión, 3 a 4 veces por semana, y lograr todos los efectos positivos.

Este blog está elaborado para fines informativos. 

Referencias 

https://www.medwave.cl/link.cgi/Medwave/PuestaDia/Congresos/1000

http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1688-03902012000400007

Pin It on Pinterest

Share This